Tienes la puerta abierta

A ESTAS ALTURAS

(J. H. Cifuentes / Alberto García)

A estas alturas del camino
he aprendido por fin
que tenemos dos caminos a elegir,
a elegir dos caminos, a elegir.

Uno muy gris, pero seguro, sin arriesgarte a mojarte el culo. tú sólo debes obedecer y cuidar la cadena que ata tus pies. Y no pensar. tú déjate llevar.
Bebe la tele, la ley y la pasta.
Curra y consume sin decir basta,
haz lo que ordenan, sin rechistar.
Es lo que tú has elegido:
ser uno más del montón,
ser de esa gran mayoría sin opinión,
que pone en su ombligo su religión.

Si elegiste el otro lado del camino, ten cuidado.
Si tú has elegido muerte hoy ha cambiado tu suerte.

Si eres otro bicho raro para las leyes del mercado,
únete a la mayoría de esta inmensa minoría.

A estas alturas he decidido
rapear para contaros que he elegido
apostar y pelear hasta el final,
por la vida libertaria que esa gente,
que son los mismos de siempre y
parasitan la banca, el poder, los gobiernos

Que te abducen y te anulan para hacerte
otro más para el montón,
otro animal domesticado
que no vive en su vida
si no en una que ha comprado,
en el limbo de ese chalet adosado
que demuestra que lo habita un infectado.

A estas alturas ya he aprendido
que he elegido un camino,
y si tú estás en el otro es que tú no estás conmigo.

Si elegiste...

A SABER

(J. H. Cifuentes / J. H. Cifuentes-Carlos Soto)

A saber cómo hacer
A saber cómo ser
A saber dónde se puede ir,
vamos a milonguear.

Y la noche es milonga,
mi hermano
ándate con cuidado
que de un solo trago
ya te puedes cegar
para verlo claro
tú vas a despegar
a salir volando

ya no podrás parar
y a volar bailando
vas a ser el rey,
vas a ser el amo.

Y ya todos y todas
dentro de la hoguera
que dame milonga
para mí una entera.

Que arda el mal rollo
y muera la pena
que baile milonga
la noche entera.

Que ya no recuerdo
si hubo tristeza,
que hablen los cuerpos
todo lo que quieran.

Dame más de lo mismo,
colocha.
Y ahora voy a bailar,
bailar sin cesar.
A jugar mirando
a quién quiera mirar.

Miradas bailando
y te invito a pasar
a ti, que has mirado
ven a casa a bailar,
vamos a practicar
todo el verbo amar.

APROVECHANDO

(J. H. Cifuentes)

Aprovechando que estoy intoxicado
que viajo en una nube y veo todo claro,
y no voy a dormir hasta dentro de un buen rato voy a intentar escribir un nuevo canto.

Aprovechando que reina el desconcierto
entre la gente de « la industria » y « los medios ». Aprovechando que están muy despistados voy a seguir cantando lo que me sale del rabo.

Aprovechando que estoy intoxicado
que viajo en una nube y veo todo claro
voy a hacer y a decir que mientras me quede voz cantaré con mis balas venga la revolución.

Aprovechando que me he escapado del mundo
voy a tumbarme para viajar sin rumbo.
Voy a mirar a la gente que vive envasada
al vacío de una vida que no vale para nada.

Aprovechando la metafísica duda
de la existencia de un dios que esté de guardia
por si existe, por pedir no pierdo nada,
que partiera con un rayo la religión empresaria.

Aprovechando que no le temo a nada,
vamos a ver si alguien escucha al que canta.

Esta canción quiere liberar palabras,
y será un experimento, una apuesta,
a ver qué pasa.

Aprovechando que me ha envenenado
esta guitarra que vive a mi lado
voy a cantar el veneno que me tiene preparado.
Apartad o escuchad, pero andaros con cuidado.

CALOR HUMANO DE HIERBA

(J. H. Cifuentes)

Sin amor no nacerá una nueva era
Sin amor la libertad se me queda hueca
Sin amor el corazón se queda de piedra
Sin amor a la razón le salen tormentas.

Dame amor una ventana abierta
Dame amor el aire para respirar
Dame amor calor humano de hierba
Dime amor si algún día tú volverás.

Sin amor no sale el sol, risa ahogada en pena
Sin amor la juventud quiere ser ya una vieja
Sin amor, sin una luz, viviré en tinieblas
Sin amor quiero escapar, liberar mis venas.

DOCTOR ORFIDAL

(J. H. Cifuentes)

Otro día más se ha escapado ya
y la luna florece tras el cristal.
Otra noche más se ha escapado ya,
la mañana amenaza con despertar.

Y a donde vas, a donde vas?
A donde vas, sola por el viento?
A donde vas, a donde vas?

Quiero tu aliento.
Y dame veneno que sin ti me muero,
pero ahora no quiero nada
no sé lo que quiero pero no me entero
y sigo sin hacer nada.
Y dame más
y me quedo enterrado en la cama

Otro día escapa entre la resaca
y sigo sin hacer nada.
Y el orfidal me besa ya
y me calienta la sangre.
Aprieto los dientes, aflojo la mente
y puedo volver a las andadas.

Y un día más
miro al espejo y no veo nada.
Si no te conoces vaya sorpresa,
que no sabes si es mala o buena.

Y el día que descanse sobre la pradera
se me va a escapar el alma entera.
El día que me canse de echar más madera
a esta vida traidora que pide más, y más
siempre pide más.

GENTE DISTINTA

(J. H. Cifuentes)

Si tu haces lo que quieres
eres un ser anormal,
y si no haces lo que debes
alguien te va a disparar.

Lucha por la anarquía
mata a la falsedad,
aspira una caladita
y no dejes de volar.

No aceptes más sumisiones
una casa hay que ocupar,
mantener la puerta abierta
para que más puedan pasar.

Los partidos son la mierda
los fascistas los que más
si de esto te das cuenta
algo has aprendido ya.

Somos gente distinta
aquí hay un lugar
tienes la puerta abierta
para poder pasar.

Pasa hasta la cocina
en tu casa estas.
Somos gente distinta
buscando libertad.

LA IMPORTANCIA DE LOS CHARCOS

(Alberto García)

-Instrumental-

LA MIERDA

(J. H. Cifuentes)

Es la movida que tiene la vida:
hoy te regala, mañana te lo quita.
O todo o nada, me dice un pajarico
pero a mi lado que muero de frío.

Y la vida que sube, que sube,
y la mierda que baja, que baja.

Pues hoy me escapo y mato las prisas.
Si hay más vidas que longanizas.
La loma abierta y zumo de naranja,
la chimenea y un fuego por cama.

Acallar las voces de los que gritan más.
Apalear los huesos del que quiera pasar.
Revisar las leyes: hay que apretar aún más.
Rematar horarios para más explotar.

Y la mierda que sube, que sube,
y la vida que baja, que baja.

Manipular : que no puedan razonar
Competir : la pasta es felicidad
Controlar : la tele es la gran verdad
Reducir el espacio sideral.

Urbanizar el bosque sin explotar.
Consumir mide la felicidad.
Extinguir cualquier intención de paz,
consentir las migajas que nos dan.

LA VACA NARANJA

(Carlos Soto)

-Instrumental-

MANO HERMANA

(J. H. Cifuentes / J. H. Cifuentes-Goyo Yeves-Alberto García)

En la selva Lacandona
no más que un nuevo año nació,
sopló un viento, trajo justicia
para la gente vivir mejor.

De tu mano sub-comandante
mano hermana que acompañó
a la esencia del pueblo hermano
peleando contra la opresión.

De tu boca salen las armas,
la poesía, el fusil, la flor.

De tus manos sale el abrazo
del hermano que da el amor.
Basta ya de arrastrar miseria.

Ay mamita, dame valor,
que voy ahí a empuñar el arma
que Zapata ayer me entregó.

Y aquí miro para todos los lados
y es que solo veo corrupción.
Las noticias más verdaderas
son las noticias del guiñol.

Y es difícil unir mi hermano
a la peña en revolución.
Ay Marquitos, vente pa España
que hace falta una revisión.
Ay Marquitos, vente pa España
que hace falta revolución.

Esta nueva era
no sé si traerá esperanza.
Esta nueva era
que no mueve la balanza.

Una nueva era
con dinero disparando.
Una nueva era
con dinero disfrutando.

Así que esta era la era
Así que esta era se fuera.
Si no trae un rayito de justicia
más vale, más vale que se
joda y se muera.

Y esta era, era que se fuera,
y esta era, era que se muera.

OASIS

(J. H. Cifuentes / J. H. Cifuentes-Goyo Yeves)

Qué extraño es cambiar de lugar.
Tanto como una estrella fugaz.
más raro que un fuego en el mar.
Tan nuevo como una vida a estrenar.
Intenso, como el nuevo arriesgar.

Más extraño es volver a amar.
Increíble volver a pasar
un camino que has andado ya,
pero ahora caminando en soledad.
Soledad. La soledad siempre al final.

Únete también, estamos buscando.
Únete también, vamos encontrando.
Únete también y veras que cambio.
La libertad que te está gustando.
Únete también, estamos buscando.
Únete también si quieres volar.

Vaya punto entender más al mundo
para aprender que no hay nada que entender.
cómo calma disfrutar el momento
sabiendo siempre donde va el viento.
El viento. ¿Quién sabe dónde irá?

Viene el día, viene el sol, viene la paz.
Toma un beso, dame otra oportunidad.
La puerta de « La Cabaña » en Canfranc
esperando abrir a otro pirata más.
Sonreír, siempre es mejor que llorar.

ODIO AL ODIO

(J. H. Cifuentes / J. H. Cifuentes-Goyo Yeves-Carlos Soto-Alberto García)

¿Y qué hago ahora con el odio
que he guardado en la piel
lo guardo para mí solo
o lo suelto a tutiplén?

Odio que va acumulado
sin yo quererlo saber,
un odio desencajado
que no puedo contener.

Odio a políticos todos
si es que España va bien.
Odio perder siempre el tiempo
para mal o bien.

Odio que se me hace odioso
espejo que a mí me ve.
Odio el corazón de piedra
que no quiere comprender.

Odio al odio que no ve
Odio al odio.

Un odio domesticado,
un odio con bachiller,
un odio bien motivado
que ha aprendido a responder.

Odio comerme el coco
de dudar si lo hago bien.
Odio al que parte la tarta,
odio el sabor del pastel.

Odio que espera rabioso
a salir para morder.
Un odio voluminoso
que no quiere obedecer.

PAJARICO

(J. H. Cifuentes)

Hoy me cambio de vida
como lo hice ayer mismo y anteayer
Voy a empezar de cero
y en La Habana te espero tomando ron.

Siempre está la esperanza, amor,
acechando en la esquina del corazón
de una vida en la playa
baile, hierba y ron.

Y la luna,
que esta noche nos fía otra vez más,
nos invita a otro trago de libertad,
la esencia de la risa.

Y la luna,
que esta noche nos fía otra vez más,
nos ofrece la mano para escapar
y a gozar de la vida.

Vida para beber
Vida para jugarla y apostar
Vida para gastar
sin contraindicaciones para gozar.

Otro río que se ríe del frío en el corazón.
¡Què subidón de Son!
Qué ataque de anarquía en el corazón.

Que si sale la luna
me dirá que te robe el corazón
o lo tomo prestado
o tú me lo regalas sin condición.
O me quedo en tu puerta
o te invito a mi cama y a una canción
colorín, colorado,
y el cuento se ha acabado
y ya me voy.
Me voy...

REFUGIADO

(J. H. Cifuentes / J. H. Cifuentes-Carlos Soto)

¿Dónde vas a parar refugiado
que la tierra te quiere matar?
¿Quien te ha dado la vida y la risa
y la muerte también te dará?

Asesina conciencia.
Asesina violencia de mierda.
Asesina agonía del amor que se va,
y ya no vendrá.

Manantiales de desplazados
como ríos buscando el mar
Agua escapando entre los soldados
que la quieren envenenar.

Si no hay tierra en la tierra, hermano
donde se pueda vivir en paz,
que me ayude un amigo disparo
porque no puedo ya caminar.
Tierras ensangrentadas.

Ahora es roja la mar,
con las manos cortadas,
para ya no cantar jamás.

Tierras ensangrentadas
ahora es roja la mar,
una tierra abonada
para más odio poder sembrar.

Primaveras que se han helado,
pies descalzos a caminar
unos caminos amurallados
que no te dejan escapar.

Borro el rostro que está cansado
río el llanto que he de llorar
vivo la vida como un disparo
sueño caminos con un final.

TODO ES PONERSE

(J. H. Cifuentes / J. H. Cifuentes-Carlos Soto)

Por qué es tan doloroso
ir diciendo la verdad.
La palabra se dispara y
duele mucho al personal.

Por qué hay que pensarlo tanto,
por qué no se siente más,
por qué la vida no es gratis
si estamos para disfrutar.

Por qué la melancolía
nos traiciona sin parar
por qué duele el otoño y
me vuelve loco de atar.

Tantas palabras son falsas
que se acaban por gastar
tiempo perdido encontrando
algo que no sé buscar.

Adivina adivinanza
si puedes adivinar
una cosa que no se pierde
y es difícil encontrar.

Adivina adivinanza
si puedes adivinar
una cosa color verde
que nos hace avanzar.

Tantos sueños inacabados
tanta historia sin terminar
tantas caras, tantos colgados
que no puedo recordar

Tanto olvido memorizado,
tantas letras sin ordenar
tantas cartas que nunca he echado
que he olvidado a dónde van

Pajarico vente a mi lado
cuéntame como era el cantar
la esperanza del exiliado
de la vida en general.
Pajarico, dame tu abrazo
llévame a ese lugar
una pradera verde, verde
y una luna sobre el mar.

Todo es ponerse, todo es ponerse:
resumen de una vida: todo es ponerse.

El color de la vida, la sangre calentando,
corazón estallando y les voy a contar que volver a empezar te pueda regalar otra forma nueva de cómo ponerse, ponerse, ponerse, todo es ponerse.

Disfrutando, peleando, estallando
Libertad. Vivir a raudal, vivir con caudal.
Con todo el subidón la primavera ha estallado en la ciudad
Todo es ponerse, todo es ponerse:
resumen de una vida: todo es ponerse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *